La tecnología y la educación siempre han ido de la mano, sobre todo en la enseñanza de lenguas extranjeras. El internet como canal de comunicación representa una oportunidad en la nueva normalidad o new normal como consecuencia de la situación sanitaria actual.

Estas tecnologías de la información y la comunicación para educación son un tema cercano al maestro que adapta sus técnicas y enfoques de enseñanza a la virtualidad: el «nuevo» canal de comunicación para continuar con procesos de aprendizaje y poder atender las necesidades de nuestros estudiantes.

El enfoque de mercado para atender estas necesidades de aprendizaje de lenguas extranjeras en tiempos de pandemia se centra en promesas vacías que no están fundadas sobre un interés genuino en enseñar lenguas a un nivel autónomo, sino que diseñan técnicas sofisticadas de mercadeo donde lo único que prometen es un programa que probablemente no se haya actualizado en años.

Al mismo tiempo, es cada vez más común ver promesas en todas las redes sociales de gente quemando diccionarios y diciendo que es posible ser bilingüe en tres meses con metodologías milagrosas que son más de lo mismo. Por eso, este artículo tiene como fin orientarte frente a las diferentes opciones del mercado para aprender lenguas extranjeras y lo que debes preguntar antes de hacer esta inversión para tu futuro.

 

¿Qué metodología usan?

La metodología en educación es una pregunta pertinente porque te permite ver si esa manera de enseñar se adapta o no a tu estilo de aprendizaje. El enfoque más reciente en aprendizaje y enseñanza de lenguas extranjeras es el accional, por tareas o por proyectos, que consiste en enseñarle al estudiante todos los componentes formales de la lengua por medio de material auténtico, semi-auténtico o fabricado, pero en conexión con tareas comunicativas de todos los días.

Cuando tu profesor habla sólo de gramática en clase, te hace repetir los diálogos del libro, habla en español todo el tiempo y aprendes traduciendo, es que se quedó con las metodologías clásicas de enseñanza de lenguas. Muchas de estas estrategias aún se usan con diferentes grados de éxito, pero no pueden ser usadas el 100% de la clase. Fíjate siempre en la fecha de publicación del material principal que usa el profesor para saber si lo que aprendes está actualizado.

 

¿Cuánto tiempo me tardo en llegar al nivel que quiero / necesito?

El progreso en el aprendizaje de una lengua es muy relativo, a algunas personas les toma muy poco, pero otras necesitan invertir mucho esfuerzo, disciplina y constancia para tener resultados: como en el gimnasio.

El Marco común europeo de referencia para las lenguas (MCER) dicta la cantidad de horas de clase y de estudio autónomo que debe seguir un estudiante para lograr los objetivos de cada nivel, pero depende de la lengua materna, de la educación, de si se aprende en el país donde se habla la lengua o en otro país, entre otros factores.

Sin embargo, si quieres aprender una lengua, debes invertir mínimo 1 año y algunos meses en modalidad personalizada para llegar a un nivel autónomo, viendo clase varios días por semana sin importar tus capacidades para aprender algo nuevo.

 

¿Cuántos estudiantes participan en la clase?

No es lo mismo tener una clase privada que una clase grupal, por lo que el avance se verá afectado por el número de participantes. Una sesión ideal en línea no debe tener más de 4 personas para que la comunicación sea fluida y el docente pueda ponerles atención a todos por igual.

Algo que siempre va a ser indiscutiblemente mejor, va a ser tomar clases particulares, porque todos los contenidos giran entorno a tus necesidades como estudiante y generalmente te demoras la mitad del tiempo en cumplir con los objetivos de nivel del MCER. Sin embargo, deberías evaluar cuál es tu disponibilidad de tiempo para saber qué modalidad se adapta más a tu estilo de vida y presupuesto.

 

¿Cómo voy a ser evaluado?

Los enfoques tradicionales toman en cuenta la evaluación como un castigo, algo que se ha vuelto muy común en los institutos: te dejan días o semanas en el limbo presentando un examen o proyecto que no es pertinente para tu proceso pero que, si no lo pasas, no puedes continuar con el programa.

Es una manera también de desmotivar al estudiante sobre todo cuando lo que te evalúan no es lo que viste durante las sesiones. Escoge una escuela que tenga en cuenta la evaluación como elemento de mejora, en el que el proceso sea permanente y pertinente, es decir que tu profesor te evalúe dándote consejos para mejorar o felicitándote por tu progreso y puedas ser testigo de tus avances y logros.

Para que tengas en cuenta:

  • Un enfoque actual de enseñanza es el comunicativo-accional e intercultural.
  • Determina a qué ritmo deseas avanzar: tomando 2 horas de clase semanales te tardarías hasta 7 años en dominar una lengua extranjera, en cambio, si tomas clase todos los días, podrías aprender hasta en 1 año o menos.
  • Las clases privadas personalizadas son perfectas para cumplir metas rápidamente o si tienes un horario restringido por razones laborales o académicas.
  • Las clases grupales te permiten conocer gente, practicar con amigos e interactuar con otros, sin embargo, seguirás el mismo proceso que tus compañeros de clase.
  • Maneras de evaluar hay muchas, asegúrate de que te evalúen de manera justa y que el proceso no te castigue, sino que te indique las estrategias necesarias para continuar mejorando el idioma que aprendas.

SiteLock